La mitad de estos casos fueron por alcoholemia y narcolemia positivas, el nivel más alto de alcohol en sangre registrado fue de 2.01 gr/l

Alrededor de 500 intervenciones fueron llevadas a cabo por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana que permitieron detectar a conductores que habían consumido alcohol, estupefacientes o bien circulaban sin la documentación o medidas de seguridad obligatorias. Un total de 105 vehículos fueron trasladados.

Fueron 54 vehículos que fueron remitidos por alcoholemia y narcolemia positivas. “Trabajamos diariamente para construir una sociedad que se apegue a la norma, desalentando todas las acción que estén por fuera de la misma”, señaló el secretario Gustavo Zignago.

Según precisó el Secretario, entre el jueves a la noche y este martes a la madrugada, se concretaron más de 530 intervenciones en el tránsito, en las que inspectores municipales junto a efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, fiscalizaron documentación y elementos de seguridad y también practicaron test de consumo de sustancias prohibidas en la conducción. Además, un automóvil fue trasladado en la noche de ayer por tener prohibida la circulación.

Un total de 105 autos y motos fueron remitidos al corralón municipal, 51 porque sus titulares no pudieron acreditar los papeles reglamentarios o bien, no contaban con los dispositivos de seguridad vial requeridos. Los restantes: 52 traslados por alcoholemia y tan sólo dos más por narcolemia positiva de cocaína y marihuana en ambos casos. El nivel más alto de alcohol en sangre registrado fue de 2.01 gr/l

Además, en la noche de ayer en la zona del Monumento a la Bandera, en coordinación con la Policía de Santa Fe se trasladó al corralón municipal un automóvil que tenía prohibición de manejo.

En la noche del jueves se realizó un operativo en la zona de Ov. Lagos al 7900 dónde se remitieron 23 motos que estaban comenzando una noche de picadas clandestinas.

Relaciones
Latest Posts from periodicotodos.com