ARGENTINA / BUENOS AIRES

Buenos Aires desde las alturas, una forma diferente de descubrir la ciudad

Mirar la ciudad desde lo alto, con la perspectiva que esto supone, es una tendencia que va ganando adeptos en Buenos Aires donde cuatro sitios ofrecen en sus últimos pisos la posibilidad de tener una experiencia única, y que se ha convertido en un atractivo programa turístico del Ente de Turismo porteño, que se puede realizar todos los jueves de forma gratuita. 

Lugares / 16.04.2018 | 14:21

Fuente: TELAM

La idea fue tomando forma hasta que el 16 de marzo de 2017 se lanzó el Programa "Rooftops Buenos Aires", que hasta hoy reunió a más de medio millar de interesados en conocer la ciudad desde arriba, convocados de forma gratuita por el gobierno porteño todos los jueves, a partir de las 18, con un guía especializado.

Hasta el momento, un total de 538 turistas tuvieron esta experiencia de subir a los últimos pisos del centro porteño para ver la ciudad desde donde cuentan con increíbles vistas del Río de la Plata, la costa uruguaya, Puerto Madero, el Bajo y la avenida 9 de Julio, más las cúpulas famosas entre las que se destacan terrazas y torres de todos los tipos, estilos y gustos.

"Rooftops Buenos Aires" es una visita guiada que incluye el hotel Eurobuilding, de Lima 187; el hotel Tango, de Avenida de Mayo 1396; el Club Alemán, en el piso 22 de Avenida Corrientes 327; y el Club Americano, ubicado en Viamonte 1133.

"Rooftops Buenos Aires es una propuesta inédita creada gracias a la colaboración de hoteles, clubes y restaurantes,que ofrece de manera gratuita sus miradores", dijo a Télam el director de Oferta y Comunicación del Ente de Turismo de la ciudad.

Las visitas guiadas son para mayores de 18 años, se suspenden por lluvia y requieren inscripción en www.ba.tours, detallaron desde el Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires.

Patricia Miguel, quien conduce el restaurante del Club Americano, detalló a Télam que aparte de la convocatoria oficial, el lugar "abre de 8 a 20 y desde allí se podría obtener una gran vista del Obelisco, la avenida 9 de Julio y Plaza Lavalle, con el Teatro Colón justo enfrente, el Palacio de Justicia y el monumento a Norma Fontenla y José Negia, los bailarines argentinos muertos en un accidente aéreo en el río".

Asimismo, desde el club privado no se puede ver sino una parte de la sinagoga de la calle Libertad y el teatro Cervantes.

Por su parte, Carlos Maria Snal, del restaurante Zirkal -brújula- del Club Alemán, aseguró a Télam que "muchos vienen como amigos y se van como pareja" en medio de la visión de 180 grados del bajo porteño que ofrece la torre diseñada por el célebre arquitecto Marío Roberto Álvarez, inaugurada en 1972, desde donde se tiene una vista única del Obelisto, tanto de día como en la noche.

Contra los ventanales de doble vidrio del mirador golpean los rayos del sol que refleja el Río de la Plata, y a lo lejos se divisa la costa uruguaya, detrás de los barcos que cruzan el inmenso estuario.

A ambos lugares conviene ir con reserva, pero no es obligatoria, aunque la previsión permite acceder a los salones de cada uno de los dos clubes: uno de 100 metros cubiertos (Club Alemán), y el otro con una capacidad de hasta 200 invitados donde se puede desayunar, almorzar o cenar entre su exquisito mobiliario (Club Americano).

El Club Alemán, con su visión del río, organiza eventos para ver salir la luna llena, siempre y cuando lo permita su ubicación en el horizonte para que no sea cortada por los pocos edificios que recortan la panorámica que incluye el Puente de la Mujer, en Puerto Madero, entre tantas otras postales en una panorámica de 180 grados.

La cocina que se ofrece en ambos clubes es internacional (el Alemán con "cierto acento propio", según Snal), y los establecimientos también se ofrecen para realizar eventos corporativos y sociales.

Una mención aparte merece Mario Roberto Álvarez, uno de los arquitectos más importantes del país durante el siglo XX, que además del edificio del Club Alemán, fue el creador del Centro Cultural San Martín, el edificio de la Bolsa de Comercio, el IBM y el Puente de la avenida Juan B. Justo sobre la avenida Córdoba.

De origen racionalista, Álvarez pasó a liderar a los creadores del internacionalismo, una concepción que apuntaba a diseñar edificios que podían estar en Buenos Aires, Berlín, Tokio o cualquier otra ciudad del mundo.

COTIZACIÓN
ENCUESTA
Si ya fuera 2019 ¿A quien votarias?
Ver Resultados
FRASE DEL DÍA
Sergio Massa

"Para el 2018 le daré el lugar a mi hermano Luciano"

Alejandro Bucci, flamante campeón del Turismo Nacional

Internacionales