ARGENTINA / BUENOS AIRES

En su nueva trilogía juvenil el español Blue Jeans aborda temas como la anorexia y el bullying

El escritor español Francisco de Paula Fernández González, más conocido como Blue Jeans, estuvo en Buenos Aires para presentar su nueva trilogía "Algo tan sencillo", donde desgrana no solo historias de amor de un grupo de adolescentes en una residencia de estudiantes, sino que se mete con temas tan delicados como el sida, la anorexia y la discriminación.

Cultura / 20.12.2017 | 17:07

Fuente: TELAM

El autor sevillano, nacido en 1976, pasó toda su adolescencia en Carmona. Hizo un intento de estudiar Derecho, pero la vida lo llevó a Madrid y completar la carrera de Periodismo. Pensó que la Filología alemana lo ayudaría en su carrera pero, nuevamente, la vida lo llevó por otros caminos: la escritura.

"Era lo único que me rescataba de la timidez que padecía", revela en una entrevista con Télam el eterno adolescente, y desde ese primera publicación llamada "Canciones para Paula" no paró de cosechar éxitos escribiendo sobre las problemáticas que atraviesan muchos adolescentes en libros como "Buenos días princesa", "No me beses que me enamoro" y "Cállame con un beso", entre otros.

"Mi vida cambió desde que me lancé a la escritura. Lo que destaco de todos estos años es que en la literatura encontré el camino de la vida. Comencé varias carreras pero las abandonaba enseguida. Vivía en un departamento de 20 metros cuadrados sin amigos, con poco contacto con la familia que estaba preocupada por mis fracasos, y nunca conseguía un trabajo estable", recuerda el escritor.

"Me encontraba en el fondo del pozo. Estaba hundidísimo y gracias a ese primer libro que me animé a publicar mi vida cambió. Yo tengo el privilegio de comer de la venta de mis libros, es mi medio de vida. La literatura me convirtió en una persona disciplinada, en un hombre que se esfuerza día a día para mejorar".

- Télam: Una nueva saga pero esta vez con más personajes. ¿Cómo lográs que cada uno tenga su impronta?

- Blue Jeans: Me cuesta. No es un trabajo fácil. Intenté buscarle una historia a cada uno. En el primer libro ("Algo tan sencillo como darte un beso") tenía nueve personajes principales y a lo largo de las otras entregas se fueron sumando. A cada uno de ellos les invento un perfil y como me gusta jugar con ellos trato de juntarlos por capítulos. Los personajes a lo largo de los distintos textos no desaparecen, y si lo hacen el lector sabe que es para siempre.

- T: ¿Tienen cara, escribís inspirado en alguien?

- B.J.: No, no les pongo cara. Con el tiempo los personajes van evolucionando y me gusta cambiarlos, cortarles el cabello radicalmente, o el peinado. Intento eso de que los personajes vayan cambiando. En esta saga, los personajes viven durante un año en una residencia universitaria.

- T: ¿Te inspiraste en alguna vivencia personal?

- B.J.: La residencia es muy similar a la que acudí yo en mis años de estudiante. La mía era Leonardo Da Vinci y esta se llama Benjamín Franklin, hay una cascada bastante parecida y describo las triangulaciones amorosas que se viven en cualquiera de ellas. Allí todo es intenso.

- T: ¿Intentás dejar algún tipo de mensaje??

- B.J: Más que mensaje, de lo que hablo es de la realidad. Estas cosas están pasando porque hay muchos chicos con trastornos de alimentación, que consumen drogas, y el tema del sida es un caso aparte porque hay muchos adolescentes que ni saben de qué se trata. Mi generación vivió con miedo porque todos los días nos enterábamos de una muerte o un nuevo infectado con el virus. El tema estaba presente en nuestras conversaciones diarias y los chicos de ahora no tienen idea, y deben tener consciencia para cuidarse y cuidar a los otros. Otro tema que está presente es el del racismo. Hago una crítica muy fuerte sobre el mismo y sobre la intolerancia a la homosexualidad. Son temas que hay que incluir. No me puedo conformar con hablar solo de amor.

- T: ¿Qué hacés o recomendás en esos casos?

- B.J.: Muchos lectores me cuentan que están solos, enfermos, internados o que sus padres abusan de su madre. Temas muy dolorosos y es muy fuerte para mí, porque solo soy un escritor que con un libro puede aliviar una pena por un instante, no tengo la solución. Lo que siempre les recomiendo es que busquen ayuda en su entorno, que tienen que buscar la manera de no quedarse en silencio.

- T: ¿Se renovó el público?

- B.J.: Si bien no han parado de incorporarse nuevos lectores, sigue habiendo un gran porcentaje de público fiel que leyó los 10 libros y me vienen acompañando en mi carrera.

- T: ¿Te ves escribiendo otro tipo de temáticas?

- B.J.: No cierro las puertas nunca. Por cosas de la vida terminé en este género donde la paso genial. Para mí los jóvenes son los lectores más fieles, los más intensos y sinceros. Además tienen el condimento de que si no les gusta algo, me lo dicen y yo agradezco esa sinceridad. Pero también es cierto que no puedo hacer siempre lo mismo, tengo que salir de mi zona de confort, y además me voy haciendo viejo y comienza a haber una distancia con mis lectores más jóvenes... ya podría ser padre de mis lectores más chicos.

COTIZACIÓN
ENCUESTA
¿Abririas una PYME en la Argentina?
Ver Resultados
FRASE DEL DÍA
Sergio Massa

"Para el 2018 le daré el lugar a mi hermano Luciano"

Alejandro Bucci, flamante campeón del Turismo Nacional