ARGENTINA / SANTA FE / ROSARIO

Jóvenes que se capacitan en carpintería donaron muebles al Hospital de Niños Zona Norte

Desarrollan su formación en la iglesia Casa de Dios, dentro del programa provincial-municipal Nueva Oportunidad. Los elementos donados serán utilizados por el grupo de voluntarias del efector.

Sociedad / 17.11.2017 | 18:40

Fuente: Prensa Municipalidad de Rosario

Integrantes del grupo de jóvenes que aprenden carpintería en la iglesia evangélica Casa de Dios, a través del programa Nueva Oportunidad, donaron los primeros muebles que elaboraron dentro del curso de formación al Hospital de Niños Zona Norte (Av. de los Trabajadores 1331). En el marco de la visita al efector público para entregar los elementos, compartieron además un encuentro íntimo con referentes del espacio de voluntariado que funciona dentro del hospital, lo que posibilitó que cada grupo pudo conocer la experiencia del otro. 

Los muebles recibidos serán usados para guardar ropa de bebés, según comentó Mirta Acosta, integrante del grupo de voluntarias Damas Rosadas, cuya sede central está en Buenos Aires y que cuenta en Rosario con su espacio, desde hace más de 10 años, dentro del hospital de niños. Desde allí, reciben, clasifican y distribuyen donaciones que llegan desde diferentes lugares, además de realizar una importante labor de acompañamiento a las madres y niños que están internados en el lugar.

La secretaria de Desarrollo Social municipal, Laura Capilla, acompañó al grupo en la visita, y destacó que “cuando surgió el programa Nueva Oportunidad, uno de los objetivos fue lograr que jóvenes que no estaban llegando a ninguna propuesta pudieran acceder a un espacio de participación, que en este caso está vinculado a la capacitación en algún oficio, pero a través de la generación de estos ámbitos se busca además que logren construir vínculos y una red de relaciones diferente en sus barrios”. 

Por otro lado, hizo un balance del crecimiento exponencial que experimentó esta propuesta destinada a quienes tienen entre 15 y 29 años de edad. “El primer año participaron unos 300 jóvenes; luego fueron mil, y el número se fue incrementando hasta la actualidad. Hoy son 4000 los jóvenes de Rosario que participan de este programa”, señaló Capilla. 

Si bien la idea de donar los muebles producidos dentro del taller de carpintería al hospital se consensuó dentro del propio grupo, Sonia Mansilla, coordinadora de Desarrollo Social en el Distrito Noroeste, comentó que se está proponiendo desde el Nueva Oportunidad que "todos aquellos espacios que generen alguna producción como parte de la capacitación donen algo de lo realizado a alguna institución".

"De esta manera, se le da continuidad a la experiencia pionera que llevó adelante en septiembre de este año el grupo que participa del taller de tejido en Casa de Dios, al donar escarpines y mantas a madres que se encontraban con sus hijas e hijos recién nacidos en la Maternidad Martin. A través de este tipo de acciones, se posibilita que los y las jóvenes que participan del programa vivencien la experiencia de sentir que eso que hacen ayuda a mejorar la vida a otra persona, agregó Mansilla.

Nuevas oportunidades. Nadia es una joven que se acercó al programa Nueva Oportunidad gracias a la recomendación que le hizo el equipo del Centro de Convivencia Barrial Ludueña, lugar al que concurren sus hijos para formar parte de diferentes actividades que propone el espacio ubicado en Junin 5799. Su primera experiencia con el Nueva Oportunidad fue una capacitación para ser árbitro de fútbol, que realizó con dos compañeras más que hoy también participan de la capacitación en carpintería.

En otra ocasión, la joven se sumó a una capacitación para aprender el oficio de letrista y aprendió, entre otras cosas, a confeccionar pasacalles. Con notoria felicidad, Nadia comentó que al finalizar el taller de carpintería, ella y su compañera Noelia podrían quedar a cargo del dictado de un curso de letrista en la iglesia evangélica Casa de Dios. Con lo cual empezarán a ser transmisoras y multiplicadoras de los aprendizajes que lograron a través del programa de capacitación.

En la visita al Hospital de Niños Zon Norte, el grupo de jóvenes contó además con la compañía de Silvia Cantarella, referente barrial y coordinadora de los cursos que la Iglesia dicta en la escuela Rey de Gloria (Pasaje Cayastá 372 bis), en el distrito Noroeste. En dicho espacio se desarrollan, también en el marco del Nueva Oportunidad, capacitaciones en computación, tejido a crochet y reciclado.

El Programa. Puesto en marcha en el año 2013, a través del trabajo articulado entre Provincia y municipio, posibilita la capacitación de jóvenes de entre 16 y 30 años, que hayan dejado la escuela, no tengan empleo ni formación en oficios.

Los jóvenes reciben capacitación en diferentes rubros, a través de convenios con instituciones capacitadoras, y además, participan de espacios de intercambio y reflexión para adquirir herramientas de inserción laboral y hábitos de convivencia social.

Durante 2013 se capacitaron 320 jóvenes y desde 2014 el programa pasó a brindarse en el marco del Plan Abre. En 2015 se capacitaron más de 1.500, mientras que en 2016 fueron 2.800 los jóvenes de diferentes distritos que cursaron las capacitaciones y participaron del espacio de intercambio, denominado tercer tiempo.

COTIZACIÓN
ENCUESTA
¿Que te preocupa más?
Ver Resultados
FRASE DEL DÍA
Sergio Massa

"Para el 2018 le daré el lugar a mi hermano Luciano"

Alejandro Bucci, flamante campeón del Turismo Nacional