ARGENTINA / BUENOS AIRES

Las playas agrestes del Estado de Paraná, un atractivo para el turismo argentino

En el sur de Brasil, más precisamente el Estado de Paraná, las extensas playas de fina arena y mar cálido esperan incrementar la llegada de los turistas argentinos que en gran cantidad llegan cada verano a los balnearios de la vecina Santa Catarina, donde se encuentra la popular Florianópilis, ofreciendo infraestructura de primer nivel y el atractivo de la cercanía de la ciudad de Curitiba.

Lugares / 11.09.2017 | 13:24

Fuente: TELAM

Uno de los circuitos que destacan es la Ilha do Mel (Isla de Miel), que a sólo 100 kilómetros de la capital paranaense, conocida mundialmente por su parámetros medioambientales, ofrece el encanto de la naturaleza en estado puro, donde no pueden circular los vehículos en su interior ni tampoco realizar nuevas construcciones.

A la isla se llega en un tren por la centenaria ferrovía Paranaguá-Curitiba, que atraviesa la Serra do Mar, o bien en auto, a lo largo de la sinuosa y florida autopista de las Graciosa o también por la moderna rodovía doble BR-277.

Se calcula que el Estado de Paraná recibe en sus playas al 10 % de los visitantes argentinos que llegan a Florianópolis y Camboriu, en Santa Catarina, "donde por año llegan cerca de un millón de visitantes desde el sur, buscando aguas cálidas", dijo a Télam el vocero del Ente Autárquico Paraná Turismo, Paulo Mosimann.

"En nuestro litoral se encuentran los municipios de Antonina, Morretes y Paranaguá, con sus centros históricos, la Mata Atlántica y muchas playas localizadas en los balnearios de Matinhos, Pontal de Paraná y Guaratuba", detallo el funcionario.

Más allá está la Ilha do Mel en medio de la bahía de Paranaguá junto a la Superagüi en Guaraqueçaba, con sus 1.500 habitantes, donde en una época se radicaron grupos de hippies y ahora allí esta el recorrido del ecosistema de Lagamar.

"Sus bahías son propicias para la práctica del Turismo Náutico y la pesca, y en la Serra do Mar aparecen magníficos escenarios para la práctica del Ecoturismo y del Turismo de Aventura", reseñó Moismann.

En esa región el plato típico más celebrado de Paraná es el barreado, una salsa preparada con carne de vaca deshilachada y tomate mezclada con porotos que se acompaña con bananas pisadas y arroz blanco, con algún parecido a la feijoada. 

Por su parte, Morretes se destaca por ser el sitio donde se produce una cachaza muy particular, mientras que la zona de Antonina es famosa por las plantaciones de banana. 
El litoral paranense, al igual que otras regiones del Brasil, se destaca por su diversidad culinaria a base de frutos de mar, que puede combinar ejemplares como la tainha, los cangrejos do siri y las ostras, siempre acompañados de farinha especial de mandioca, un producto americano que se puede panificar y no afecta a los celíacos porque carece de gluten. 

Para probar esas exquisiteces se organizan diversos festivales gastronómicos a lo largo de la avenida do Cabaraquara, donde prevalecen los platos a base de ostras.

Como en el resto de Brasil, en el Estado de Paraná las fiestas son tan importantes como populares, como el carnaval en Paranaguá, durante el mes de febrero; la Expozafra, en mayo; la Feria Agrícola y Artesanal de Morretes; la Fiesta de la Tainha; la Fiesta del Pescador; y la Feria Regional de la Tainha, todas en el mes de junio.

Por su parte, en Matinhos está la Fiesta de San Pedro, en el mes de julio, que se complementa con la Fiesta de la Tainha de la Ilha do Mel, mientras que en agosto el cronograma continúa con el Encontro Internacional de Motociclistas "Paranaguá Motos", que atrae a gran cantidad de turistas de todo el país y la región.

COTIZACIÓN
ENCUESTA
¿Vos crees que nos estan contando todo lo que ocurre con el submarino?
Ver Resultados
FRASE DEL DÍA
Sergio Massa

No hay progreso sin planificación

Carlos Dolce, concejal de Villa Gobernador Galvez